Las 5 claves básicas para tener un buen servicio al cliente

Si vamos a emprender un negocio dropshipping, tendremos que hacernos cargo del servicio al cliente. Esto es, quizás, lo más importante en un negocio, cómo tratemos al cliente. Un servicio al cliente en un negocio online debe ser eficiente y funcionar de manera adecuada, te mostramos cómo conseguirlo.

1. Servicio al cliente + Servicio Postventa

No te ocupes sólo de los clientes potenciales, sino de los clientes reales que ya han comprado en tu tienda. Haz que se sientan especiales y atendidos, eso les transmitirá confianza, además de que se sentirán apreciados por parte de la empresa.

Si tienes un buen servicio de postventa, volverán a comprar o, lo que es más importante, correrán la voz de la existencia de tu empresa, lo que te hará generar más clientes y, por consiguiente, más ingresos.

2. Chat online

La sociedad del siglo XXI ya no llama como se hacía antes, ahora se comunican por redes sociales o emails: se comunican mediante texto. Es obligado tener un número de teléfono disponible para atender a tus clientes, no porque lo diga la ley, sino porque reforzará la confianza del cliente a la hora de elegir tu sitio para comprar.

Un servicio al cliente en un negocio online TOP tiene que disponer de un chat en línea que les sirva de ayuda, tanto en la compra de un producto, como en la consulta de un pedido. Fíjate en Amazon.

3. Educación y buenos modales

Nuestro negocio online es un negocio serio y profesional, por ello hemos dar una imagen consecuente a ello. Trataremos a los clientes de usted, nunca les tutearemos (salvo que lo pidan expresamente), no utilizaremos expresiones coloquiales, ni tampoco palabras malsonantes.

No hace falta que nos expresemos cual lord inglés, pero sí debemos guardar un respeto, una eduación y unos modales, ya que, al fin y al cabo, estás dando la cara de la empresa. Amazon es un ejemplo claro de lo que os hablo, cuidan mucho el trato al cliente.

4. Encuestas para mejorar

Es una técnica utilizada por las grandes empresas, ya que, gracias a éstas, se consigue mejorar el servicio al cliente. Las encuestas se suelen hacer una vez terminada la consulta del cliente, siempre con su consentimiento, claro.

En cada pregunta de la encuesta se suele valorar del 1 al 10 la atención recibida, con preguntas tipo ¿Le ha servido de ayuda? ¿Crees qué es mejorable? ¿Se ha sentido incómodo/a? ¿El agente le ha tratado con respeto? Cada encuesta revelará qué estás haciendo mal, pero no te dejes guiar por resultados puntuales, muchas personas no están hechas para ayudar.

5. ¿El cliente siempre tiene la razón?

Sí y no. Cuando se trate de un problema flagrante, nunca hay que esconderse y hay que ofrecer una solución, muy a pesar del empresario. Aunque no lo tomes como regla general, los clientes pueden ser muy egoístas. El ejemplo claro es cuando le vendes un producto que les ha reportado un problema y, como compensación, quieren que les des un producto mejor.

Este tema es controvertido y cada uno tiene su opinión, por lo que mi conclusión es clara: Estudia el caso, no todos los clientes tienen razón.

6. Cuida a los que ya han comprado

Los que han comprado en tu negocio online se merecen un respeto, han depositado su confianza en tu tienda y tienes que agradecérselo. Puedes impartir una política de puntos en futuras compras o darles cupones de descuento para que los utilicen en tu tienda. Los sorteos entre los clientes tampoco es una mala praxis.

Cerrar menú